Loading...

Ante una posible deuda contraída contra el propietario de una vivienda, o bien contra la inmobiliaria subarrendadora, debemos actuar pronto para evitar, por ejemplo , ser incluidos en un futuro en el fichero inquilinos morosos.  

Si se trata de un contrato de alquiler mensual, y podemos alegar causas justificadas para la posibilidad de no pagar en los próximos meses, lo mejor solución es optar por un documento de reconocimiento de deuda en el alquiler de una vivienda.

Un documento de reconocimiento de deuda con nuestro arrendador se hará necesario también en el caso de que ya se haya producido un impago, y como medida para evitar que el propietario tome medidas judiciales contra nosotros que puedan generar un futuro desahucio.

Cómo notificar la rescisión de un alquiler con reconocimiento de deuda

A la hora de notificar la rescisión unilateral de un contrato de alquiler o su no renovación. Arrendador y arrendatario deben acordar redactar un documento que incluya el reconocimiento de la deuda por parte del deudor, expresando su voluntad de pagar la deuda en un futuro.

Este documento facilita además al acreedor en un futuro  la gestión denominada reclamación de cantidad, salvando parte de las trabas judiciales a las que se tendrá que enfrentar a la hora reclamar judicialmente la deuda generado por el impago del alquiler de la vivienda.

Qué particularidades tiene el modelo de contrato de reconocimiento de deuda por arrendamientos

En caso de los contratos de alquiler la ley establece la obligación de entregar una cantidad a cuenta al inicio de la relación entre arrendador y arrendatario, esta cantidad es la llamada fianza. El deudor podrá expresar la renuncia a esta cantidad con objeto de reducir la deuda generada por el impago del inmueble. Esta posibilidad se establece opcionalmente en el modelo de contrato de rescisión de alquiler con reconocimiento de deuda que puedes descargar a continuación :

Descargar el modelo de reconocimiento de deuda de alquiler en Word

Todo contrato de reconocimiento puede ser elevado a documento de público , vía notarial , lo que ofrecerá el máximo de garantías al acreedor del cobro de la deuda , ya que finalmente su arrendatario responderá con todos los bienes presentes y futuros para el pago de deuda contraída. Ya que para oponerse a una reclamación de deuda con reconocimiento , el deudor debería demostrar la no existencia del contrato de arrendamiento que ha generado dicha deuda.