Reunificador de deudas.com

Asesoramiento en intermediación bancaria, negociadores, hipotecas, préstamos, reunificación, refinanciación, subrogación,

Category: Ley segunda oportunidad

La nueva ley de segunda oportunidad ampara los derechos de quienes no pueden hacer frente a sus deudas, otorgándoles la posibilidad de acudir a un procedimiento para liberarse de sus cargas

Requisitos segunda Oportunidad : deudores de buena fe

En el código civil español y en su artículo 1.911 es menciona el principio de responsabilidad universal “ el deudor responde con todos sus bienes presentes y futuros “ , así es como hasta ahora se penalizaba de por vida a personas y  familias que después de muchos años han visto como después desprenderse de todo su patrimonio han obtenido a cambio una importante losa en forma deuda perpetua durante el resto de sus vidas.

Según el derecho español si el deudor actúa de buena fe,  o de forma ética y honrada demostrable,  podría acogerse a un proceso de exoneración ( perdón ) de deudas dictaminado por un juez.

Requisitos segunda Oportunidad : deudor de buena fe.

Gracias al mecanismo de Ley de Segunda oportunidad cuando un deudor de buena fe sufra a lo largo de su vida una situación de insolvencia podrá conseguir la exoneración de las deudas si cumple los siguientes requisitos  :

  1. Si no es un particular , que no haya sido declarado culpable en el concurso de acreedores , es decir, dándose las siguientes circunstancias :
    1. Actuando acorde a la calificación de concurso no culpable Informando en tiempo y forma a sus acreedores , al juzgado y al administrador concursal.
    2. Que no haya sido declarado como culpable actuando acorde al código penal en delitos relacionados con “ alzamiento de bienes “ .
    3. También podría ser declarado un concurso culpable en el caso que el deudor impida o transfiera cualquier ejecución de embargo , si existe o ha existido cualquier orden judicial sin recurso de oposición documentado.
    4. Si antes de la fecha de declaración del concurso se demuestra que ha realizado cualquier maniobra para simular una situación patrimonial ficticia también podría ser considerado concurso culpable.
    5. También si es posible documentar que no ha cumplido con el deber de solicitar la declaración de concurso dentro de los dos meses siguientes a la fecha donde hubiera conocido o debido conocer su situación de insolvencia en base a los criterios establecidos en el artículo 2.4 de LC. En ese caso podría ser declarado concurso culpable.
    6. Otra circunstancia por la cual podría adoptarse finalmente una actuación no de buena fe por parte del deudor está relacionada con el deber de colaborar con la administración concursal ( mediador concursal ) en la búsqueda del acuerdo o convenio con sus acreedores, faltando a las reuniones o imposibilitando de alguna manera la adopción de un acuerdo.
    7. Por último, y el caso de deudores empresario o personas jurídicas, la no formalización de las cuentas anuales o el no cumplimiento del deber de llevar auditadas las cuentas de la sociedad podría también ser merecedor de una asignación de concurso culpable , y de por tanto , impedir una futura exoneración de la deuda por parte del deudor una vez concluido el concurso .

 

  1. Los siguientes requisitos para la ley de segunda oportunidad , son primero , ser deudor de buena fe y que no exista condena con sentencia firma al deudor por delitos contra el patrimonio, orden socioeconómico , falsedad documental , por delitos contra la Hacienda Pública y la Seguridad Social o contra los derechos de los trabajadores en los 10 años anteriores a la declaración del concurso.
  2. Que habiendo intentado un acuerdo extrajudicial de pagos se hubiera hecho frente a los créditos contra la masa  ( Salarios de trabajadores a su cargo ) y los créditos privilegiados.
  3. Si no se hubiera intentado el acuerdo extrajudicial de pago al menos el deudor hizo frente al 25 % de los pagos corrientes pendientes ( créditos ordinarios no privilegiados ) .
  4. Que el caso de no haber atendido a los créditos contra la masa , privilegiados y tampoco satisfecho el 25 % de los pagos pendientes al resto de acreedores el deudor hubiera aceptado acudir a un plan de pagos.

¿ Qué se consideran créditos privilegiados?

Existe una distinción de tipo de créditos ( deudas frente a otros  ) que el deudor tiene y que afectan en un procedimiento legal cancelar deudas por Segunda oportunidad.

En reclamaciones legales en las cuales nos acogemos a la Ley de Segunda Oportunidad  los créditos privilegiados son aquellos relacionados con crédito hipotecarios , los que se generan por la cesión de una propiedad industrial , los generados a favor de la administración pública y por responsabilidad civil frente a terceros ( daños derivados de culpas o negligencias ) .

También son considerados privilegiados aquellos en los que existe además de hipoteca, una prenda , anticresis o valores, o frente a bancos o entidades financieros por arrendamientos financieros o compraventas con pagos aplazados.

Ley de segunda oportunidad para familias, inventario de bienes

La ley de segunda oportunidad para familias con endeudamiento sobrevenido alcanzar un acuerdo vinculante con sus acreedores para el pago de sus deudas, y estos acreedores estarán interesados en alcanzar dicho acuerdo antes de someterse a una posible exoneración de deudas del deudor impuesta por un juez.

El acuerdo extrajudicial de pagos permitirá llegar a quitas y acuerdos para el pago aplazado de las deudas hasta un periodo de 10 años para familias con problemas de deudas.

Para posibilitar este acuerdo extrajudicial de pagos la ley obliga al deudor a recopilar toda la relación de bienes y derechos que posee y que le permitirían liquidar la mayor parte de sus deudas. Esta relación de bienes se llama “ inventario de bienes y derechos “ .

¿ Qué es el inventario de bienes y derechos en la Ley de segunda oportunidad para familias ?

En el inventario de bienes y derechos, incluido en el documento de reclamación de segunda oportunidad,  se solicita al deudor que indique la relación de ingresos regulares previstos, bienes, derechos y cualquier otro activo líquido de los cuales sea titular.

Es importante también indicar claramente los bienes sin los cuales el deudor no podría continuar su actividad profesional o empresarial,  ya que en el plan de viabilidad propuesta por el mediador concursal que establece la solicitud de ley de segunda oportunidad, se tendrá muy en cuenta.

 

¿ Qué valor para un vivienda o apartamento debo indicar en el inventario de bienes como deudor?

Según la ley 94.5 lC, en el caso de bienes inmuebles su valor en el inventario de bienes debe ser el resultante del informe emitido por una sociedad de tasación homologada e inscrita en el Registro Especial del Banco de España. Se considerará válido sí el informe tiene 12 meses o menos de vida.

Si se trata de bienes o derechos especiales, como obras de arte,  el valor de estos bienes en el inventario vendrá dado por un informe creado por un experto independiente regido por las normas de valoración reconocidas para este tipo de bienes. En estos casos la fecha del informe debe de ser de como máximo 6 meses anteriores a la fecha de la creación del inventario de bienes.

 

¿ Puedo evitar acudir pagar una nueva tasación para fijar el  precio de  valoración del inmueble actualizado en el  inventario de bienes?

La ley establece que en el caso de no disponer de información sobre el valor de tasación proporcionará por una sociedad de tasación o si no se considerará real, podría utilizarse el último valor disponible con la valoración acumulada del precio de vivienda establecido por el Instituto Nacional de Estadística para la comunidad donde se encuentra el inmueble, teniendo en cuenta si es obra nueva o no, y siempre que entre la fecha de la última valoración disponible y la fecha de valoración actualizada no hayan pasado más de 3 años.

¿ Se pueden entregar bienes a un precio tasado como el pago de la deuda en el plan de pagos cuando se busca un acuerdo extrajudicial de pagos? .

Sí , en cuanto a la venta de bienes o derechos a los acreedores como pago de la totalidad o de parte de las deudas, sólo podrá incluirse la cesión, si los bienes o derechos  no son necesarios para la continuidad de la actividad profesional o empresarial y que el valor de la cesión esté calculado conforme a lo dispuesto en el artículo 94. LC que sea igual o inferior al valor de la deuda. En caso de que fuese superior en la diferencia deberá abonarse al contado al deudor.

 

¿ Durante la búsqueda del acuerdo extrajudicial de pagos puedo pactar el previo de venta de un bien para pagar una deuda de cuantía menor al precio de venta y utilizar el esto para pagar a otros acreedores?

Sí , pero si la venta para el pago de las deudas se realiza sobre bienes afectos a garantías se aplicará el artículo 155. Lc que especifica que debería realizarse por subasta pública a excepción de los casos que a solicitud de la administración concursal o del propio acreedor  dentro del convenio el juez autorice la venta directa con la cesión para el pago al acreedor privilegiado o a la persona que él designe y con ello queda completamente satisfecha la deuda que recoge el privilegio especial.

Si se tratara de una venta fuera del convenio, el oferente deberá satisfacer un precio superior al mínimo que se hubiera pactado y con pago al contado salvo que el deudor y el acreedor pacten un precio inferior, siempre y cuando se efectúe a valor de mercado según tasación oficial actualizada.

 

 

Ley de segunda oportunidad,cómo afecta a particulares

La mayoría desconoce que desde el pasado año ya disponemos de una LEY DE SEGUNDA OPORTUNIDAD creada para liberar a personas con problemas graves por impagos de la pesada carga que suponen las deudas contraídas de cara a rehacer sus vidas,  y así emprender nuevamente un camino que le permitan seguir generando riqueza. Con esta ley se intenta que dichas personas puedan re-emprender nuevamente un negocio o empresa evitando , por ejemplo,  las limitaciones al acceso al crédito bancario de forma eterna. El mecanismo de segunda oportunidad ha sido ideado para que  profesionales,  autónomos y particulares puedan liberarse de la pesada carga deudora .

 ¿ También pueden acogerse a la ley de segunda oportunidad particulares?

Pueden hacerlo ; 

La particularidad de la ley de segunda oportunidad es que permite tanto a particulares como autónomos acogerse al acuerdo extrajudicial de pagos .

Cualquier empresario individual o autónomo cuyas deudas no superen los cinco millones de euros que se declaré insolvente o que prevea una futura situación de insolvencia,  puede solicitar el acuerdo extrajudicial de pagos a proveedores.

También aquellas personas jurídicas que técnicamente según sus estados financieros se encuentren en estado de insolvencia,  y que dispongan de patrimonio para satisfacer la deudas exigidas  .

Cómo funciona la exoneración de deudas por segunda oportunidad.

Al realizar la solicitud de segunda oportunidad , el afectado o persona física podría entre otras ventajas contar con un plan de pagos a 5 años para aquellas deudas no exoneradas ( liberadas ) durante el acuerdo con acreedores.

Pasos para solicitar un acuerdo extrajudicial de pagos :

1 ) Solicitud para el nombramiento de un mediador concursal.

La solicitud incluirá el detalle de bienes y patrimonio así como una lista de deudores y la cuantía de la deuda, incluyendo tanto aquellas deudas aún no informadas como las inscritas en el registro de aceptaciones impagadas RAI o cualquier fichero de impagados.

También se declarará el régimen matrimonial del deudor ( gananciales o no ) , el caso del matrimonios en ganancias el procedimiento afecta a ambos cónyuges y por tanto las solicitud de reclamación de segunda oportunidad debe ir por duplicado.

Si los deudores son empresarios cuya sociedad está inscrita en registro se designará un mediador al registrados mercantil.

2 ) Nombramiento del mediador concursal.

El registrador o notario ( en el caso de sociedades no obligadas a estar inscritas en el registro mercatil ) designarán un mediador concursal que facilitará una dirección de correo electrónico a los acreedores para iniciar la comunicación.

3 ) Convocatoria de acreedores.

El mediador convocará a una reunión en los siguientes 2 meses de la notificación.

Se comunicará las cuantías de la deuda a todos los acreedores para que puedan unirse al proceso si lo desean.

4 ) Inicio del expediente.

Una vez solicitada la apertura de expediente el empresario o autónomo podrá continuar con su actividad empresarial o profesional , aunque no podría solicitar préstamos ni créditos.

5 ) El plan de pagos

El mediador concursal remitirá a los acreedores un plan de pagos con el siguiente detalle; la moratoria en el pago no podrá superar los 3 años y las posibles quitas de deuda no podrán superar el 25 % del importe. Además podrá proponer la entrega de bienes como pago de la deuda.

El plan de pago contempla; plan de viabilidad, propuesta para el cumplimiento de las obligaciones y de negociación de las condiciones del préstamo nuevas.

6 ) Acuerdo o laudo.

Si todo esto se realiza de la forma adecuada se producirá la reunión de acreedores que dará lugar al definitivo acuerdo extrajudicial de pagos.

Desde LaLegalista nos hemos especializado en aquellos casos de afectados por deudas que necesitan de protección frente a los abusos muchas veces ejercidos por los bancos o entidades de crédito , operadoras móviles y en general sobre cualquier entidad que quiera ejercer presión utilizando la coacción o el daño en la imagen pública del deudor.

Esta defensa legal complementa al servicio de exoneración de la deuda o aplicación de la Ley de segunda oportunidad y permite que el afectado pueda ver respetados sus derechos básicos.

Qué es la ley de segunda oportunidad y en qué casos se aplica

Contraer una deuda puede hacer que un particular vea cómo su situación financiera para de buena a pésima al quedarse sin bienes y con una deuda que le impedirá, si quiera tener dinero en cuentas bancarias o propiedades a su nombre. Son situaciones que tienen un desenlace similar: siempre habrá alguien que tendrá que hacer frente a los pagos y que cargue con las deudas durante toda su vida.

Tras varios años de reclamaciones y solicitudes de una ley de segunda oportunidad real y que protegiera a los emprendedores, empresarios autónomos y particulares frente a esta desprotección que puede conducirles a la exclusión social, el 28 de julio de 2015 aparecía publicada en el BOE la Ley 25/2015, de 28 de julio, de mecanismo de segunda oportunidad, reducción de la carga financiera y otras medidas de orden social, conocida como ley de segunda oportunidad y que se presentaba como la ley para ayudar a que los particulares tuvieran cierta protección frente a acreedores.

Qué es la ley de segunda oportunidad y cómo ayuda a los emprendedores

Para entender la ley de segunda oportunidad y por qué se hacía necesaria, hay que tener claras las responsabilidades relacionadas con la firma de un crédito y también las responsabilidades que conlleva  aceptar el cargo de administrador único. En muchas ocasiones, el firmante no es del todo consciente de que está poniendo en serio peligro su patrimonio y el de su familia y que, si la situación se torna difícil, tendrá que cargar con una deuda durante toda su vida.

Entonces, ¿para qué sirve exactamente la ley de segunda oportunidad?

Hasta ahora cuando una sociedad entraba en pérdidas y la situación se hacía insostenible, la ley contempla fórmulas para que la sociedad tenga que hacer frente a las deudas: la declaración de la empresa en bancarrota.

En este sentido, los mayores perjudicados son los autónomos, que no tienen opciones para evitar esta responsabilidad. Sin olvidar a no pocos ciudadanos que aceptan cargos de administradores  de sociedad  de buena fe y sin saber el reverso oscuro que este tiene. No solo emprendedores y administradores sufren esta situación de desamparo. También particulares que, por diferentes motivos aparecen como responsables del pago de una deuda contraída.

La ley de segunda oportunidad pretende ser una ayuda  para emprendedores autónomos y ciudadanos particulares, siempre que se cumplan una serie de condiciones:

  • Que sus deudas no superen los cinco millones de euros.
  • Que la situación de insolvencia no haya sido provocada de forma voluntaria
  • Que haya habido voluntad de pago
  • Que se hayan buscado alternativas de pago con los acreedores extrajudicialmente
  • Que no tenga delitos económicos en su historial
  • Que no se haya beneficiado con anterioridad de la Ley de Segunda oportunidad

Cuando el deudor estos requisitos, se puede acoger a la ley de segunda oportunidad y solicitar una liquidación de bienes voluntaria y la creación de un plan de pagos teniendo en cuenta su situación personal y financiera, es decir, venderá de forma voluntaria su patrimonio y tendrá un plan de pagos con el que afrontar la parte de la deuda restante.

Las primeras en afrontarse son las deudas contra la masa, ya que se consideran deudas prioritarias, a continuación se saldarán las deudas de los créditos concursales y, por último, los créditos ordinarios y subordinarios. La ley de segunda oportunidad considera que si pagados los créditos de masa, concursales y, al menos el 25% del pago de los créditos ordinarios, hay buena fe en el pago y se exonera al deudor del resto de la deuda. Es decir que se exonera el pago del 75% restante de los créditos ordinarios.

Hay que tener en cuenta que las deudas contraídas con las administraciones públicas no entran en la lista de deudas que se pueden exonerar. Además, la ley de segunda oportunidad tiene algunas griegas, ya que, los acreedores pueden solicitar de forma particular la revisión de su caso, lo que podría resolverse con la obligación del pago

Y, ¿qué es la ley de segunda oportunidad entonces su no permite librarse del pago de las deudas?

Más que como una solución real, la ley de segunda oportunidad debe entenderse como un respiro que se ofrece a empresarios y particulares para que puedan hacer frente a los pagos de una forma más cómoda, ya que son muchos los requisitos para que la deuda se considere pagada y también muchas las deudas que la ley no recoge como susceptibles de ser condanadas.