Los intereses de demora son aquellos que son sumados al resto de intereses del crédito como penalización por el retraso en el pago de la cuota del préstamo.

Deben estar especificados en el momento de firmar el contrato y no pueden ser intereses abusivos de demora , según lo establecido por el el Tribunal Supremo, en su sentencia de 22 de abril de 2015, considera que, en el caso de préstamos personales, son abusivos los tipos de interés de demora que excedan de sumar dos puntos al interés remuneratorio pactado.

intereses_abusivos