Reunificador de deudas.com

Asesoramiento en intermediación bancaria, negociadores, hipotecas, préstamos, reunificación, refinanciación, subrogación,

Category: embargos

Tercería de dominio ante embargos en cuenta

Para explicar la tercería de dominio debemos entender cómo afecta el embargo de salarios sobre fondos en cuenta corriente a los posibles cotitulares de la cuenta con el embargo.

Vamos a tratar el caso genérico de otros cotitulares de la cuenta corriente que no sean el cónyuge del embargo , como ya comentamos cuando hablamos del embargo de nóminas por deudas de mi pareja.

En caso de que la parte del saldo de la cuenta corriente de la que son propietarios los otros cotitulares se vea afectada por el embargo, cada uno de éstos deberá interponer tercería de dominio para hacer respetar su derecho y conseguir el levantamiento del embargo indebido sobre la parte del saldo que les pertenece.

 

Qué es la tercería de dominio

 

La tercería de dominio es el procedimiento judicial, en virtud del cual el propietario de un bien embargado no es deudor de la deuda que lo provoca, insta el alzamiento de tal embargo, sacando, en definitiva, el bien de la ejecución.

 

Cuándo embargan a alguien un bien que resulta ser propiedad de otra persona, aquel tiene que hacer valer su derecho de propiedad y solicitar que se levante el embargo indebido,

 

La tercería de dominio se reclamará en primera instancia ante el organismo que ordenó el embargo, justificando suficientemente que el dinero es propiedad de quien la interpone, y antes de que se haya transmitido el importe embargado al acreedor.

 

En caso de que se acepte en la tercería de dominio, se suspenderá en la ejecución del embargo hasta que se proceda a dictaminar la pertenencia del dinero levantando el mismo, en caso que la resolución estima nuestros argumentos.

 

El procedimiento a seguir para ejercer la tercería de dominio está regulado por ley 1/2000 de 7 de enero de Enjuiciamiento Civil en sus artículos 593 a 604 y en los artículos 613 a 620.

 

Sobre la propiedad del saldo en una cuenta bancaria con varios titulares

 

En este sentido el Tribunal Supremo señala que la titularidad indistinta lo único que atribuye a los titulares frente al banco depositario son facultades dispositivas del saldo que arroja la cuenta, pero no determina, y solo, la existencia de un condominio y menos por partes iguales sobre dicho saldo de dos ( o más  ) titulares indistintos de la cuenta ya que esto habrá de venir determinado únicamente por las relaciones internas entre titulares y, más concretamente, por la originaria pertenencia de los fondos de los que se nutre dicha cuenta.

 

El tribunal Supremo ha confirmado en varias de sus sentencias que no se puede determinar la propiedad efectiva hasta la liquidación definitiva de la cuenta y  de la relación de los titulares que la sustenta.

 

Siguiendo la línea argumental de la anterior sentencia del Tribunal Supremo que menciona el delito de la apropiación indebida como el cometido por parte de otro de los titulares que se queda con la parte de los fondos bancarios que corresponden a otra persona. Hay que señalar que la Ley Orgánica 10/1995 de 23 de noviembre del Código Penal refiere sobre tal delito, artículo 253 de apropiación indebida.

Serán castigados con las penas del artículo 249 o 250, salvo que ya estuvieran castigados con una pena más grave en otro precepto de este código, los que, en perjuicio de otro, se apropiaron para sí o para un tercero, de dinero, efectos, valores o cualquier otra cosa mueble, que hubieran recibido en depósito, custodia, o que les hubieran sido confiado en virtud de cualquier otro título que produzca la obligación de entregarlos o devolverlos, no negaron haber recibido.

 

Por otro lado se trata de administración desleal, artículo 252 de la administración desleal :

 

Serán punibles con las penas del artículo 249 o, en su casa, con las del artículo 250, los que teniendo facultades para administrar un patrimonio ajeno, emanadas de la ley, encomendado po autoridad o asumidas mediante un negocio jurídico, las infrinjan excediéndose en el ejercicio de las mismas y, de esa manera, causan un perjuicio al patrimonio del administrado.

 

Tengamos en cuenta por tanto que el banco, en base al contrato y relación comercial que nos une,  podría incurrir en cualquiera de estos delitos en caso de disponer de nuestros bienes contra nuestra voluntad quedando acreditada la disposición de nuestra cuenta a terceros con objeto de ejercer sobre ella reiterados embargos.

Embargo de nómina por deudas

La contracción de una deuda vendida, exigible y existente puede motivar el embargo de la nómina por deudas. Muchas personas contraen deudas pensado que lo peor que puede ocurrir en caso de impago es que sus datos terminen recogidos en una lista de morosos y que, por lo tanto, podrían ver reducidas sus posibilidades de acceso a créditos o préstamos hasta que se cumpla el pazo máximo de permanencia en este tipo de listas.

Sin embargo, cuando la empresa reclama el pago de la deuda por vía judicial, los trabajadores se pueden encontrar con que una orden judicial decreta el embargo de la nómina hasta la amortización completa de la deuda, así como  de los intereses establecidos en en contrato y los intereses de demora.

El embargo de la nómina puede producir miedo al trabajador que, en principio, puede pensar en que se quedará sin ingresos hasta que se salde la deuda, sin embargo, todo el procedimiento de embargo de deuda está recogido en el artículo 82 del Reglamento General de Recaudación, aprobado por Real Decreto 939/2005 de 29 julio en el cual queda establecido que el embargo de sueldos y salarios se efectuará teniendo en cuenta lo establecido en en artículo 607 de la en la Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil.

Requisitos para el embargo de nómina por deudas

El embargo de nómina puede producirse como consecuencia de cualquier tipo de deuda existente, vencida y exigible. Desde la Administración Pública, hasta particulares, pasando por empresas o negocios pueden solicitar el embargo de nómina por deudas. Pero, se deben cumplir una serie de requisitos para que el embargo de nómina sea posible:

  • Para el embargo de la deuda no deben existir otros bienes embargables. Si una orden judicial decreta el pago de una deuda (que cumple los requisitos para ser considerada como tal) existe una lista que establece el orden de bienes embargables, para que la nómina pueda ser embargado no deben existir:
    • Dinero o cuentas corrientes con saldo positivo. En embargo siempre se produce sobre el saldo, nunca sobre la cuenta bancaria.
    • Derechos de títulos financieros a percibir por quien ha contraído la deuda
    • Objetos de arte, joyas u otros objetos de valor
    • Rentas
    • Bienes muebles
    • Bienes inmuebles
  • Existe un mínimo de la nómina inembargable, que corresponde al Salario Mínimo Interprofesional. En 2017 el SMI es de 707,60 €.

Algunos datos a tener en cuenta sobre el embargo de nóminas como consecuencia de una deuda

  • No son embargables los instrumentos, utensilios, productos o ropa usados para el ejercicio de la actividad económica de la que se percibe el salario o salarios.
  • En caso de percibir más de una nómina, para el cómputo de la parte embargable se tendrán en cuenta todos los salarios que se perciben, aplicándose los porcentajes según el total percibido en concepto de salarios.
  • El embargo también se puede aplicar sobre pensiones, sobre prestaciones por desempleo o sobre subsidios por desempleo.
  • En el caso de que la nómina se perciba con periodicidad distinta a la mensual, el cálculo se hará manteniendo como base el SMI.
  • Si la deuda fuera consecuencia de un impago de hipoteca, el límite del salario inembargable se amplía, estableciéndose el límite SMI + 50% del SMI, es decir, 707,60€ +353,8€ = 1060,68€
  • Las cargas familiares pueden reducir el importe de la cantidad de nómina embargada.
  • Si el embargo es consecuencia del pago de una deuda por pensión alimentaria, no existe límite inembargable, es decir,  el embargo se puede producir aunque el salario, o la cantidad restante después del cálculo de la parte adeudada, sea inferior a 655,20€.

¿Cómo se hace el cálculo de la parte de nómina que se puede embargar a un trabajador?

El SMI se establece como el base para el calculo del capital embargado, sin embargo, la ley establece los porcentajes embargables. En la siguiente tabla se recogen los porcentajes de nómina embargable:

embargo de nómina por deudas 2

El cálculo se establece sobre el sueldo neto que percibe el trabajador.

Para que se pueda producir un embargo de nómina de un trabajador este debe haber sido notificado de la ejecución del embargo. Por otro, en la nómina del trabajador deben aparecer indicadas las cantidades embargadas.

El embargo de nómina por deudas es un procedimiento habitual de cobro cuando hay una deuda pendiente sobre un trabajador, hay que tener en cuenta, además, que el embargo de la nómina por deudas también se podría aplicar al salario, pensión, prestación o pensión del cónyuge de quien contrajo la deuda.

Embargo de bienes gananciales


La contracción de una deuda puede derivar en un embargo de bienes si se cumplen los requisitos y un juez lo así lo dictamina mediante una sentencia. Hay varios bienes que pueden ser embargados, además del embargo de cuentas corrientes, bienes privativos, obras de arte o embargo de nómina del deudor, la ley contempla también el embargo de bienes gananciales del matrimonio.

¿Qué se considera bienes gananciales del matrimonio?

A efectos de ley se consideran bienes gananciales o gananciales por derecho aquellos bienes que se han adquirido después de la celebración del matrimonio, siempre que se mantenga un régimen en gananciales y que no se demuestre que han sido adquiridos y pertenecen a uno solo de los contrayentes. Entre los bienes gananciales se incluyen:

  1. bienes comprados después de la celebración del matrimonio
  2. empresas conjuntas
  3. el fruto del trabajo (salarios y sueldos, rentas)
  4. premios procedentes del juego

Se consideran en cambio bienes privativos aquellos que pertenecen a uno solo de los cónyuges, ya sea porque se compraron con anterioridad a la celebración del matrimonio, porque fueron adquiridos de forma gratuita, por herencias o donaciones, o porque forman parte de las herramientas o material de trabajo de uno de los contrayentes. Los bienes privativos del cónyuge no deudor estarían protegidos frente a embargo de los bienes gananciales.

¿Se puede proceder al embargo de bienes gananciales cuando solo uno de los cónyuges ha contraído la deuda?

Sí, se puede proceder al embargo de los gananciales por derecho aun cuando la deuda haya sido adquirida por uno solo de los cónyuges.  Pero la deuda reclamada y demostrada debe cumplir una serie de características de este tipo:

  • Impago de gastos derivados de la potestad doméstica, aun cuando la pareja se encuentre en régimen de separación de hecho
  • Consecuencia del ejercicio del trabajo
  • Administración de bienes gananciales o de bienes privativos
  • Deudas contraídas por una parte, pero con el consentimiento de la otra. Además, se producir el embargo de bienes gananciales cuando la deuda sea contraída por una parte, sin el consentimiento de la otra, para la adquisición de un bien mediante crédito o préstamo.
  • Deudas de juego

Cuáles son los requisitos y cuál es el procedimiento de un embargo de bienes gananciales

Si se cumplen estas condiciones en el tipo de deuda que se reclama, el procedimiento legal podría derivar en un juicio en el que el juez decretara el embargo de los bienes, que podría cursarse como embargo de bienes gananciales si se cumplen estos requisitos:

  • Que solo uno de los cónyuges (y no la pareja) aparezca como persona a la que se le reclama una deuda
  • Que el matrimonio esté en régimen de bienes gananciales, es decir, que no existan acuerdos de separación de bienes
  • Que se considere que los bienes privativos, es decir, los que pertenecen al cónyuge deudor no son suficiente para cubrir la deuda

Resumiendo: Existe una deuda vencida y exigible. Es una deuda que se encuentra en la lista de deudas que cursan mediante embargo de gananciales por derecho. Los bienes privativos del cónyuge deudor no son suficientes para pagar la deuda y el matrimonio está en régimen de bienes gananciales. Si se cumplen todos estos requisitos se podría proceder al embargo de los bienes del matrimonio, para lo cual existe un procedimiento especifico:

  • Solicitud por parte del acreedor o acreedores del pago de la deuda con bienes gananciales
  • Notificación al cónyuge del deudor en los 10 anteriores a la ejecución

Sin embargo, aun cuando se cumplen todos los requisitos existe un mecanismo de protección. A partir del momento en el que se notifica la ejecución del embargo de bienes gananciales por deuda, el cónyuge no deudor puede acogerse al derecho de oposición al embargo de bienes gananciales y solicitar la disolución de la sociedad conyugal.

Derecho de oposición al embargo de los bienes gananciales del matrimonio

El cónyuge no deudor podría solicitar la disolución de la sociedad conyugal, en cuyo caso, el juez paralizará el embargo. Mediante este derecho, el juez escuchará a las partes del matrimonio y decidirá si se procede a la división de bienes. En el caso de que la sentencia fuera favorable se procederá a la división de los bienes gananciales entre las partes, de esta forma solo podrán ser embargados los bienes adjudicados a la parte deudora, quedando el resto del patrimonio protegido frente al embargo.