Reunificador de deudas.com

Asesoramiento en intermediación bancaria, negociadores, hipotecas, préstamos, reunificación, refinanciación, subrogación,

Category: Deuda

Las deuda financiera es algo que a todos nos preocupa , tanto si eres particular como emprendedor o empresario

Qué es la ley de segunda oportunidad y en qué casos se aplica

Contraer una deuda puede hacer que un particular vea cómo su situación financiera para de buena a pésima al quedarse sin bienes y con una deuda que le impedirá, si quiera tener dinero en cuentas bancarias o propiedades a su nombre. Son situaciones que tienen un desenlace similar: siempre habrá alguien que tendrá que hacer frente a los pagos y que cargue con las deudas durante toda su vida.

Tras varios años de reclamaciones y solicitudes de una ley de segunda oportunidad real y que protegiera a los emprendedores, empresarios autónomos y particulares frente a esta desprotección que puede conducirles a la exclusión social, el 28 de julio de 2015 aparecía publicada en el BOE la Ley 25/2015, de 28 de julio, de mecanismo de segunda oportunidad, reducción de la carga financiera y otras medidas de orden social, conocida como ley de segunda oportunidad y que se presentaba como la ley para ayudar a que los particulares tuvieran cierta protección frente a acreedores.

Qué es la ley de segunda oportunidad y cómo ayuda a los emprendedores

Para entender la ley de segunda oportunidad y por qué se hacía necesaria, hay que tener claras las responsabilidades relacionadas con la firma de un crédito y también las responsabilidades que conlleva  aceptar el cargo de administrador único. En muchas ocasiones, el firmante no es del todo consciente de que está poniendo en serio peligro su patrimonio y el de su familia y que, si la situación se torna difícil, tendrá que cargar con una deuda durante toda su vida.

Entonces, ¿para qué sirve exactamente la ley de segunda oportunidad?

Hasta ahora cuando una sociedad entraba en pérdidas y la situación se hacía insostenible, la ley contempla fórmulas para que la sociedad tenga que hacer frente a las deudas: la declaración de la empresa en bancarrota.

En este sentido, los mayores perjudicados son los autónomos, que no tienen opciones para evitar esta responsabilidad. Sin olvidar a no pocos ciudadanos que aceptan cargos de administradores  de sociedad  de buena fe y sin saber el reverso oscuro que este tiene. No solo emprendedores y administradores sufren esta situación de desamparo. También particulares que, por diferentes motivos aparecen como responsables del pago de una deuda contraída.

La ley de segunda oportunidad pretende ser una ayuda  para emprendedores autónomos y ciudadanos particulares, siempre que se cumplan una serie de condiciones:

  • Que sus deudas no superen los cinco millones de euros.
  • Que la situación de insolvencia no haya sido provocada de forma voluntaria
  • Que haya habido voluntad de pago
  • Que se hayan buscado alternativas de pago con los acreedores extrajudicialmente
  • Que no tenga delitos económicos en su historial
  • Que no se haya beneficiado con anterioridad de la Ley de Segunda oportunidad

Cuando el deudor estos requisitos, se puede acoger a la ley de segunda oportunidad y solicitar una liquidación de bienes voluntaria y la creación de un plan de pagos teniendo en cuenta su situación personal y financiera, es decir, venderá de forma voluntaria su patrimonio y tendrá un plan de pagos con el que afrontar la parte de la deuda restante.

Las primeras en afrontarse son las deudas contra la masa, ya que se consideran deudas prioritarias, a continuación se saldarán las deudas de los créditos concursales y, por último, los créditos ordinarios y subordinarios. La ley de segunda oportunidad considera que si pagados los créditos de masa, concursales y, al menos el 25% del pago de los créditos ordinarios, hay buena fe en el pago y se exonera al deudor del resto de la deuda. Es decir que se exonera el pago del 75% restante de los créditos ordinarios.

Hay que tener en cuenta que las deudas contraídas con las administraciones públicas no entran en la lista de deudas que se pueden exonerar. Además, la ley de segunda oportunidad tiene algunas griegas, ya que, los acreedores pueden solicitar de forma particular la revisión de su caso, lo que podría resolverse con la obligación del pago

Y, ¿qué es la ley de segunda oportunidad entonces su no permite librarse del pago de las deudas?

Más que como una solución real, la ley de segunda oportunidad debe entenderse como un respiro que se ofrece a empresarios y particulares para que puedan hacer frente a los pagos de una forma más cómoda, ya que son muchos los requisitos para que la deuda se considere pagada y también muchas las deudas que la ley no recoge como susceptibles de ser condanadas.

Modelo de recibo y finiquito del pago de deuda

Descansa quien paga sus deudas, dice el refrán popular. Pero más allá de lo que el refranero recoge y con el fin de evitar que un sobresalto enturbie ese descanso, es conveniente tener un documento por escrito en el que se certifique la pago del total de la deuda, para que no haya reclamaciones una vez saldada la deuda y, sobre todo, para que en caso de cualquier tipo de reclamación o problema relacionado con la deuda, pueda ser resuelto. El documento de recibo y finiquito del pago de deuda sirve para certificar el fin de una deuda entre partes.

No existe un modelo de recibo y finiquito de pago de deuda estandarizado, no obstante hay varios datos que conviene que aparezcan en el documento de recibo y finiquito del pago deuda:

  • Datos de identificación de cada una de las partes
  • Descripción del motivo que da lugar a la redacción del documento
  • Cantidad pagada y método usado para el pago. Es habitual incluir como documento adjunto un comprobante del pago.
  • Firma de la parte que recibe el dinero

Por último, del documento redactado, en el que se incluyen los datos arriba indicados,  se entrega una copia a quien ha saldado la deuda, quedándose otra quien ha recibido el dinero. Este documento puede ser presentarlo como justificante allí donde se solicite.

Por ejemplo, Así podría ser un modelo de recibo y finiquito del pago de deuda entre particulares

DON/ DOÑA (nombre y apellido /s) con D.N.I. (Documento Nacional de Identidad o Número de Identificación de Extranjeros) mayor de edad y con residencia en (calle, número, portal, piso, código postal, localidad y provincia)

CERTIFICA

Que ha recibido en concepto de pago total de DON/ DOÑA  (Nombre y Apellido /s), con DNI (Documento Nacional de Identidad o Número de Identificación de Extranjeros)  mayor de edad, y con residencia en (calle, número, portal, piso, código postal localidad y provincia)  la cantidad de (el importe monetario que se liquida) como consecuencia de la deuda/ préstamos  reconocida con fecha de (fecha en la que se contrajo la deuda o en la que se redactó el documento de aceptación) ,  El pago se ha efectuado con fecha de (día/mes/año)  mediante (indicar forma de pago: pago en mano, trasferencia bancaria, abono en cuenta corriente, pago u otros) para lo que se adjuntan el correspondiente comprobante del pago.

Que queda así extinguida la deuda, y que no existen cantidades pendientes de pago entre las partes.

Y para que así conste, firma en (localidad)(día) de (mes) de (año).

(Firma de quien ha recibido el pago de la deuda)

Fdo. (Nombre y apellido/ s de quien ha recibido el pago de la deuda)

¿Por qué hay que redactar un documento de recibo y finiquito de pago de deuda?

El pago de la deuda pone fin a esta desde el punto de vista económico. Sin embargo, es frecuente, en función de la cantidad y del plazo de devolución, haya que redactar y registrar varios documentos, así como notificar la existencia de una deuda contraída, exigible y vencible. En ocasiones estas notificaciones corresponden a motivos legales o administrativos; y en ocasiones se deben a un retraso en el pago de deudas que pueden conllevar la notificación a una empresa de ficheros de morosos. Así que no todo termina al hacer el pago.

No siempre la información del pago llega a hasta terceros que tienen datos sobre una deuda impagada, y ello puede acarrear importantes problemas para quien contrajo la deuda. No es algo puntual, de hecho, es bastante frecuente cuando se trata de empresas de recobro e impagados: el pagador se puede encontrar con problemas para la concesión de créditos o préstamos e, incluso, para la concesión de un pago aplazado por un pequeño importe.

Tras una pequeña averiguación, se descubre que un fichero de morosos está detrás de los motivos para la denegación. Para la cancelación de los datos, la empresa de recobros que lo gestiona solicita una copia de un documento de comprobante del pago, este documento puede ser el recibo y finiquito del pago de deuda.

Por lo tanto, tener un recibo y finiquito y pago de deuda  y conservarlo a fin de poder mostrarlo para demostrar que el pago se ha realizado, puede evitar problemas y conseguir que la deuda sea, a todos los efectos, cosa del pasado.

¿ Cómo es posible salir del fichero Badexcug pagando la deuda?

Los denominados ficheros de impagados están legalmente establecidas como bases de datos cuyos propietarios han habilitado como servicio para la inscripción de datos personales de los denominados “ morosos “ o aquellas personas que han adquirido una deuda con un acreedor y por tanto , en situaciones normales, saldrían de Badexcug pagando la deuda.

Cantidad a partir del cual es posible terminar en BADEXCUG.

Para los ficheros de impagados existen en algunos casos limitaciones establecidas en cuanto a que cantidad es necesaria para ser incluido. En caso de BADEXCUG no existe una cantidad mínima, se han dado casos de personas que han sido incluidas en ficheros de impagados por una cantidad inferior a un euro, en esos casos lo mejor es llegar.
Tampoco hay razones que limiten la entrada de un fichero de impagados, incluso si se ha llegado un acuerdo para el abono de la deuda, una quita con el acreedor , o si ya se está abonando mediante cuota mensual o embargo de nómina, nuestros datos pueden permanecer en un ficheros de impagados hasta que la deuda sea saldada en su totalidad.
Si se trata de una persona jurídica como un negocio es posible que los datos de los socios o apoderados terminen también en un ficheros de morosos , en este caso los harán en el fichero de RAI ( Registro de aceptaciones impagadas ) , también de la empresa Experian .

¿ Qué pasos debería de dar para salir de Badexcug-Experian?

Lo primero de debemos de hacer es indicar a la empresa con la cual hemos contraída la deuda nuestro interés en abonarla, esto a veces no es fácil porque en ocasiones la venta de deuda a terceras empresas ha provocado que en muchas ocasiones sea difícil saber quien es el actual propietario del derecho de cobro en el momento de querer saldar la deuda. Aunque parece inverosímil, esto hace que sea imposible abonar la deuda al desconocer la vía para hacerlo.
Al abonar la deuda por transferencia bancaria o tarjeta de crédito es importante guardar el comprobar o justificante de ingreso en cuenta, este será un documento indispensable para dar de baja nuestros datos en el fichero de Badexcug.
Una vez realizado este trámite debemos dirigirnos al propietario del fichero, en este caso a la empresa EXPERIAN, y para reclamar la baja automática de nuestros datos personales para ellos seguiremos los siguientes pasos :

  1. Debemos cumplimentar esta solicitud donde se indique que estamos interesados en CANCELAR nuestros datos (nombre, dirección y nuestro número de documento nacional de identidad ).
  2. Adjuntar la copia de nuestro DNI o NIE escaneado
  3. Descargar y enviar el siguiente documento firmado.
  4. Adjuntar los documento del pago ( extracto o justificante de abono por tarjeta bancaria).
  • A continuación puedes descargar , el documento para cancelar tus datos y salir del BADEXCUG :

 

DESCARGAR DOCUMENTO PARA CANCELAR DEUDA BADEXCUG >

 

En determinadas circunstancias en posible salir de ficheros de impagados si no estás de acuerdo con la deuda, para ello tendrás que demostrar y oponerte legalmente a la inclusión de tus datos personales en el fichero de BADEXCUG.

Como ves , es muy importante siempre que abonamos una deuda contraída guardar los justificantes de los pagos realizados por el servicio, porque ante cualquier reclamación de deuda, podremos mediante la presentación de esta documentación y siguiendo los pasos comentados , eliminar nuestros datos de badexcug pagando la deuda.
También debes considerar que al abonar la deuda reconoces su existencia y por tanto, sería imposible reclamar posteriormente mediante un trámite legal la inclusión de datos personales de forma negligente.
Los ficheros de impagados crecieron enormemente durante los años de las crisis y se estima que aún hoy reúnen los datos de más de 500.000 personas que en su día vivieron la difícil situación de permanecer con la denominación de “ morosos “ , una etiqueta que por otro lado se hace aún más pesada cuando sus datos personales son consultados por entidades bancarias o de crédito y el deudor debe pasar por la difícil situación de que ver como le han negado un crédito o una financiación debido a que sus datos continúan aún hoy en ficheros de impagados, a pesar en muchos casos la deuda fue generada hace más de 6 años. Estas circunstancias perduran por tanto mucho tiempo hasta no saldar la deuda y salir de badexcug pagando.

Compra de deuda ¿ Es legal que vendan mi deuda?

En ocasiones y debido a generación de una deuda con una entidad de crédito o un banco no abonada se produce lo que se denomina una “ compra de deuda “ . Mediante este procedimiento son empresas terceras las que pasan a ser propietarias de la deuda, y por tanto son con ellas con las cuales tendremos que saldar la deuda pendiente .

¿ Es legal la compra de deuda?

Sí, vender una deuda es legal siempre y cuando se haya dado una serie de requisitos :

1 ) Que sea una deuda real , cierta y exigible. Es decir que en ningún caso sea una deuda litigiosa. Esto quiere decir que haya sido denunciada total o parcialmente frente a un tribunal , o que sea una deuda controvertida, por ejemplo una indemnización por contrato que podría ser real o no. En cualquier caso cualquier  deuda en la cual no exista certeza real de ser exigible  o cierta , no puede ser vendida a un tercero .

2 ) El nuevo dueño de la deuda está obligado a informarte de que ha adquirido la deuda, sin embargo el que hecho de que no exista comunicación fehaciente no es suficiente para impugnarla.  En dicha comunicación debe infórmate si emprenderá acciones legales contra ti para exigirte la deuda.

3 ) Si el fondo que compró la deuda te  informa de forma fehaciente ( existe acuse de recibo con fecha )  está obligado a abrir un periodo de derecho de retracto .

¿ Qué es el derecho de retracto?

Sin entrar en terminología jurídica, el derecho de retracto te permite, una vez has sido informado de forma fehaciente,  conocer el precio pagado por un bien o en este caso una deuda y por tanto te permitiría durante el plazo legal establecido adquirir el bien ( o deuda ) por el mismo precio al que ha sido o será vendida a un tercero.

Es práctica habitual de determinados fondos la adquisición de bolsas de deuda a entidades financieras, sobre todo en la última fase y justo antes de que su inscripción en ficheros de impagados venza ( 6 años ) . Es entonces cuando se producen la mayoría de las operaciones en las cuales un tercero compra la deuda correspondiente a un particular, normalmente por un precio inferior al valor de la deuda.

Ejerciendo nuestro derecho de retracto podríamos por tanto oponernos a esta venta y adquirir la deuda al precio al que la está comprando el fondo , y por tanto a un abonar una cantidad inferior que el valor de la deuda .

¿ Cúal es el plazo máximo para ejercer mi derecho de retracto?

La Ley establece que son 9 los días en los cuales un deudor podría ejercer su derecho de retracto y por tanto adquirir la deuda comprada a un tercero.

¿ Cómo puedo saber si mi deuda ha sido comprada por un fondo de deuda?

Una vez la deuda ha sido vendida recibirás en casa una notificación , normalmente con acuse de recibo de notificación de cesión de crédito de alguno de los fondos de compra de deuda como :  IDR FINANCE I y II,  LINDORFF , PROMONTORIA HOLDING

Una vez vencido el plazo de 9 días desde esa notificación perderás el derecho de retracto , y el plazo  para que tus datos se encuentren incluidos en ficheros de impagados como ASNEF o BADEXCUG comenzará a contar desde 0 .

Durante 6 años tus datos podrán permanecer en dicho fichero de impagados  mientras no ejerzas tus derechos  de cancelación o llegues a un acuerdo de pago con quita de deuda, a ser posible.

Como ves la compra de deuda es un procedimiento muy habitual y cada vez existen más casos de afectados.

 

Reclamación de deuda: cómo hacer para que sea legal

La reclamación de deuda en buenos términos es la opción más atractiva para conseguir ver pagada la deuda, por ello, antes de iniciar los procesos judiciales para el pago de una deuda, es recomendable ponerse en contacto con el deudor con la intención de llegar a un acuerdo sobre el proceso y el tiempo de pago de forma que se pueda liquidar la deuda de forma conveniente para ambas partes.

La reducción del importe total, la posibilidad de pago aplazado o de fraccionamiento de pago o ventajas relacionadas con los intereses de demora pueden ser buenas opciones para una reclamación de deuda efectiva y sin tener que recurrir a la vía judicial, pero no siempre actuar de buena fe y ponerse en contacto con el deudor tiene los resultados esperados, a saber: la liquidación de la deuda. En estos casos hay que valorar reclamación de deuda en otros términos, pero sabiendo cómo actuar para que sea legal

¿Cómo hacer para que una reclamación de deuda sea legal si los intentos por ponerse en contacto con el deudor para saldarla no han sido fructíferos?

En primer lugar, hay que tener en cuenta que para el reconocimiento de una deuda y para exigir el pago de la misma, esta debe cumplir tres condiciones imprescindibles:

  • Que se trate de una deuda dineraria
  • Que existan documentos o pruebas de la existencia de la deuda
  • Que haya vencido el plazo para la liquidación de la deuda

Antes de iniciar un proceso legal es aconsejable conocer los bienes de los que dispone el deudor, para saber si cuenta con los bienes suficientes para hacer frente a la deuda. Además, sería conveniente conocer cuáles serán los costes procesales, y si existe la posibilidad de recuperación de los mismos, ya que en muchas ocasiones los costes de los procesos judiciales de reclamación de deuda suponen más pérdidas que ganancias para el acreedor.

Si se cumplen estos tres requisitos, se podrá iniciar el proceso legal para la reclamación de deuda, que prevé tres posibles vías de reclamación:

Procedimiento Monitorio

Para proceder a la reclamación por esta vía será necesaria la presentación de documentación que demuestre la existencia de la deuda pendiente, a efectos de documentación se podrán presentar facturas, albaranes u otros contratos.

Se trata de la vía más utilizada ya que se puede emplear incluso si el importe adeudado no es muy alto, incluso sin necesidad de abogados si el importe a liquidar es inferior a 2.000€ (el límite superior de esta vía son 250.00€). La resolución se puede producir mediante dos fórmulas: la aceptación de la deuda por parte del deudor, con el consiguiente proceso para que la misma sea liquidada; o la oposición por parte del deudor, que derivará en un procedimiento verbal u ordinario.

Procedimiento Declarativo Verbal

Es el paso siguiente al proceso monitorio siempre que el deudor se oponga al pago, pero también se puede recurrir a él por vía directa si se prevé que el deudor no tiene intención de hacer frente al pago de la deuda. Este proceso se abrirá cuando la cantidad adeudada no supere los 6.000€.

En este caso será el juez el que dicte sentencia, procediéndose al embargo de los bienes del deudor si así lo considera.

Procedimiento Ordinario

Es el paso siguiente al proceso monitorio cuanto el deudor o deudores se oponen al pago de una cantidad no liquidada superior a los 6.000€. Al igual que en el procedimiento verbal, se puede recurrir a esta vía, sin pasar por el proceso monitorio cuanto se prevé que el deudor no hará frente al pago de forma voluntaria o que se opondrá al mismo.

Tras las consideración y valoración de las pruebas aportadas por las partes, será el juez quien dicte sentencia a favor de una u otra.

Procedimiento Cambiario

Es un procedimiento más formal y que requiere de la intervención de abogados y procuradores sin importar la cantidad debida, sin embargo, esta vía ofrece la ventaja añadida de mayores probabilidades de pago de la deuda. Se realiza siempre que existe un documento que pruebe el reconocimiento de la deuda por parte del deudor, ya sea un pagaré, un cheque o un documento de reconocimiento de deuda.

La reclamación de deuda mediante vía judicial ofrece varias alternativas, sin embargo, antes de iniciar los trámites de la misma es recomendable contar con información suficiente sobre la situación financiera del deudor, los plazos de resolución y los costes del proceso, ya que con frecuencia, el acreedor se encuentra con que la  reclamación de deuda implica más gastos de los que cubre la liquidación de la cantidad de la deuda.

Documento de reconocimiento de deuda

Una deuda pendiente supone preocupación para quien debe hacer frente a la misma, sobre todo, cuando la fecha de vencimiento se acerca o ya ha pasado. Parece que el deudor está desprotegido desde el mismo momento en el que existe una deuda impagada, y que a partir de ese momento solo queda esperar a que el acreedor tome acciones, legales o no tan legales, para reclamar el pago de la deuda.

Sin embargo, existe algunas alternativas para quien tiene una deuda pendiente, exigible y vencida, como el reconocimiento de deuda. Saber qué es el reconocimiento de deuda y cuál es su importancia puede ser interesante para el deudor.

Documento de reconocimiento de deuda

El reconocimiento de deuda es un documento redactado de forma unilateral por el deudor, el cual reconoce de forma voluntaria la existencia de una deuda existente y no saldada a un determinado acreedor, en este documento se incluyen:

  1. Datos identificativos del deudor o deudores.
  2. Datos identificativos del acreedor, tanto si es persona física como si se trata de persona jurídica
  3. Reconocimiento de deuda existente, indicando la cantidad debida, incluyendo intereses y gastos de demora si los hubiera.
  4. Indicación de los conceptos en base a los que se contrajo la deuda.
  5. Forma y fecha de pago de la fecha.

Junto con estos datos es posible incluir cláusulas con las disposiciones legales que el acreedor podría tomar si cuanto se expresa en el acto no fuera cumplido por el deudor en la fecha indicada en el acta.

El documento de reconocimiento de deuda, de que deben hacerse dos copias,  debe incluir la firma del deudor en ambas. Una de las copias será para el deudor, la otra deberá ser enviada por correo al acreedor, se aconseja además que se utilicen fórmulas que certifiquen la recepción y aceptación, como las cartas certificadas o cartas con acuse de recibo. Aquí puedes descargar un modelo válido de reconocimiento de deuda :

Modelo de documento de reconocimiento de deuda >>>

 

Por qué es tan importante saber qué es el reconocimiento de deuda

Conocer qué es el reconocimiento de deuda es importante ya que es un tipo de acto que ofrece una cierta tranquilidad y protección al deudor frente a reclamaciones y siempre que cumpla cuanto indica y firma en el documento. Aunque no se trate de un contrato, sí que ofrece ciertas ventajas a quien debe hacer frente a una deuda:

  1. No es un contrato, pero está reconocido como documento de deuda.

Es cierto que no tiene regulación específica dentro del Código Civil, sin embargo, está reconocida su jurisprudencia, hasta no hace mucho era un acto de uso común y, además, muestra una clara intención de cumplir el pago de una cantidad de dinero que el deudor reconoce haber contraído.

2. Aunque no es una obligación que el acreedor lo acepte, si no muestra disconformidad explícita, tiene validez

La simple recepción del documento no es suficiente para que el acreedor acepte el acta de reconocimiento de deuda pudiendo reconocer su disconformidad en el momento de la recepción de la comunicación mediante un documento escrito; sin embargo, si no realiza estas acciones se entenderá una conformidad tácita.

3. En el caso de no existir disconformidad, el acreedor no puede reclamar la cantidad hasta la expiración de la fecha indicada en el reconocimiento de deuda

La conformidad tácita implica además el reconocimiento de la deuda hasta la fecha indicada en el documento y, por lo tanto, no podrá emprender acciones legales  hasta que se cumpla la fecha del reconocimiento de deuda. El acta de reconocimiento es un documento que prueba que existe una deuda y cuyo reconocimiento parte del propio deudor que, además, se compromete a cumplir cuanto aparece recogido en este.

Procesos de reunificación de deudas , cómo llevarlo a cabo

El proceso de reunificación de deudas ( créditos o préstamos ) consiste básicamente en la negociación y firma de un nuevo crédito unificado que englobe a los anteriores pagos pero una única cuota más baja , liberando así a la renta familiar de parte del pago mensual y por tanto permitiéndole vivir de forma más holgada.

La reunificación de deudas debe permitir una reducción sustancial del importe mensual destinado al pago de deuda para se salga rentable, ya que en contrapartida se alarga el periodo de amortización y por tanto se aumenta el periodo para la devolución del crédito o préstamo unificador.

¿ Cómo reunificar nuestra deudas?

Existen varias maneras de realizarlo pero siempre deberá seguir estas recomendaciones:

1 ) Analice su caso

¿Cuantos créditos ha solicitado? ¿Cuantas cuotas le quedan por pagar y cual es la suma total del importe a pagar por cada crédito? ¿ Dispone de hipoteca? .

Una vez sume todas la cuotas de préstamos, créditos o gastos a crédito que normalmente abona en diferido a través de su tarjeta de crédito, compare esta cantidad con su renta neta mensual, es decir con todos los ingresos que recibe regularmente o que espera poder recibir si trabaja por cuenta propia, esa será la cantidad disponible para el pago de la deuda para hacer frente a sus gastos.

De la cantidad restante , ¿ Le permite el pago de sus gastos corrientes ( agua , luz .. )?.

2 ) Haga su solicitud.

Si la parte porcentual de su renta mensual que debería destinar al pago de sus deudas piensa que debería ser menor, aporte la información requerida para el estudio de la probabilidad de reunificación de sus deudas. Aquí debe incluir todos sus créditos , prestamos e hipotecas, también la cantidad abonada mensualmente mediante tarjetas de créditos.

3 ) Espera a la resolución sobre la viabilidad de su caso.

Dependiendo su perfil y la aportación aportada la entidad bancaria o de crédito le realizará una propuesta sobre la posibilidad de reunificar su deuda.

También la solicitarán cualquier información adicional sobre su vivienda , patrimonio así com la información de sus ingresos regulares , para cual le solicitarán información sobre su trabajo actual y sobre tipo de contrato o fórmula laboral.

4 ) Valore si le compensa aumentar la vida de la deuda.

Considere los beneficios que podría aportarte el ahorro de la parte de su renta destinada al pago de la deuda, por ejemplo, los beneficios que podrían generar en su familia la mejora en la educación de sus hijos o en su propia formación académica.

Considere igualmente en base a su edad si su nivel de renta podría reducirse en un futuro próximo si la edad de jubilación se encuentra cercana.

Valore todos estos condicionantes y solo en el caso de que las perspectivas sean positivas considere la posibilidad de contratar un servicio de refinanciación de deuda, y para hacerlo contacte con servicios especializados y con profesionales expertos en reunificación de créditos y préstamos bancarios.