Reunificador de deudas.com

Asesoramiento en intermediación bancaria, negociadores, hipotecas, préstamos, reunificación, refinanciación, subrogación,

Category: Crédito

Las vías de crédito se han expendido estos días y no se restringen solo al crédito bancario

Minicréditos al instante sin papeleos, ¿Son así?

No siempre quien busca financiación necesita una gran cantidad de dinero, de hecho, es frecuente que se produzcan necesidades puntuales de dinero para las que las entidades financieras habituales no tienen soluciones rápidas y sencillas de solicitar. De ahí que no sea difícil entender la popularización de las empresas financieras que ofrecen mini créditos al instante sin papeleos, un producto hecho a medida de pequeños imprevistos.

Los minicréditos rápidos se presentan como una solución financiera puntual para resolver un problema de liquidez, fácil de solicitar, y en muchos casos con un T.A.E realmente atractivo al solicitar el primer crédito. Pero, ¿Es cierto todo lo que prometen las empresas de créditos al instante? Sería interesantes analizar de forma detallada cómo es el proceso completo para conseguir mini créditos al instante sin papeleos y, por supuesto, cuales son las condiciones de devolución del mismo.

Antes de proceder a solicitar un crédito rápido es importante saber que hay una serie de requisitos imprescindibles que se debe cumplir, la edad mínima para la solicitud es de 18 años, aunque algunas empresas de financiación exigen una edad mínima superior. Además, para solicitar el crédito hay que disponer de residencia en España, de un número de identificación personal (D.N.I o N.I.E), y de ingresos fijos, un número de cuenta y un número de teléfono móvil son el resto de requisitos mínimos para poder solicitar un mini crédito.

Pero, ¿Cuál es la cantidad de dinero exacta de un minicrédito? En realidad, la cantidad de dinero de estos productos financieros para problemas de liquidez puntuales que proponen las empresas no suele ser fija sino que se puede elegir en un rango de importes que, por lo general, van desde los 50€ y hasta los 600€. Sin embargo, antes de elegir un crédito al azar seguros de que este es el rango “habitual”, habrá que conocer un poco mejor las condiciones de la empresa, para evitar prácticas como los intereses abusivos , ya que algunas de ellas ofrecen un primer crédito con un importe máximo de 300€, y otras establecen el crédito mínimo en 100€. Además, las empresas suelen incluir cláusulas y términos por los que la solicitud del importe máximo podrán realizarla solo clientes habituales.

De mini créditos al instante sin papeleos ya ha quedado claro qué quiere decir “mini”, así que ahora es el momento de saber si son realmente créditos al instante, es decir, si el cliente puede conseguir el dinero rápidamente. En este apartado, sería posible extenderse mucho, porque el número de “peros” que se pueden añadir a este “al instante” es bastante elevado. Para empezar, hay que indicar que, de nuevo, se favorece a los clientes habituales y que ya han solicitado créditos a esta empresa con anterioridad, sin embargo, los clientes nuevos tendrán que pasar un proceso de revisión de datos que puede tardar varias horas, e incluso días. Además, hay que apuntar a que la velocidad con la que se recibe el dinero dependerá del tiempo que tardan las transferencias entre bancos, que puede ser de hasta 48 horas y, en este caso, además, del día de la semana en el que se soliciten, ya que si se trata de un viernes y el banco no hace actualizaciones los sábados, el dinero podría no llegar a la cuenta hasta el lunes o martes.

Aunque para aumentar la velocidad de recepción del dinero, algunas financiadoras ofrecen alternativas para las que no se requieren transferencias bancarias, como Hal Cash, un sistema para el que solo es necesario tener un móvil.

Con importes no muy altos y bastante rápidos de recibir en función del banco, pero ¿Son realmente sin papeleos estos minicréditos? La respuesta es un sí a medias. En comparación con otras opciones financieras, los mini créditos al instante sin papeleos requieren de muy poca documentación, sin embargo, el solicitante no está exento de presentar alguna… Por lo general se solicitan:

  1. fotocopia del documento de identidad
  2. Un número de cuenta bancaria del que el solicitante sea titular.
  3. Un justificante de ingresos, que puede ser la última nómina, pero también un justificante de prestación por desempleo, o un justificante de prestación por jubilación, o cualquier otro comprobante de ingresos habituales.
  4.  En ocasiones se solicita además, un número de tarjeta de crédito (aunque son muy pocas las empresas que lo solicitan?

En realidad el papeleo no es mucho, aunque algo hay, después de todo, la empresa financiadora tiene que asegurarse de a quien presta el dinero y, sobre todo, que recuperará su inversión.

Así que se puede decir que sí, son productos financieros de importe bajo en los que el dinero se consigue más rápido que con otras fuentes de financiación y en los que los requisitos de documentación son menores. Una vez que se recibe el dinero, el cliente tendrá un plazo de tiempo de 30 días para devolverlo, así que, salvo problemas a la hora de pagar, la única acción necesaria será hacer la devolución de los mini créditos al instante sin papeleos antes de la fecha de vencimiento.

Crowlending ,la nueva forma de solicitar crédito entre particulares

La aprobación de créditos a empresas o particulares ya no es solo cosa de entidades bancarias, Internet ha favorecido un nuevo tipo de créditos entre los que se encuentra el “crowlending” o crowdlending, un tipo de financiación en el que no hay mediación por parte de entidades bancarias o financieras.

Internet es una completa fuente de información y una increíble canal de comunicación. Información y comunicación, dos términos que han favorecido el desarrollo de nuevas actividades y de nuevos tipos de empresas y que se podrían apuntar como dos de los pilares del crownlending.

Información sobre cómo funcionan las inversiones, sobre cómo obtener el máximo beneficio de una inversión o sobre cómo invertir sin riesgos son aspectos generales sobre los que los inversores se pueden informar ahora, hasta no hace mucho, este tipo de información estaba en manos de asesores financieros y de unos cuantos “elegidos” más. Cuando un particular buscaba información sobre cómo invertir, se encontraba con productos cerrados, en los que la información era poca, el dinero se ponía a plazo fijo o variable y con un TAE determinado para ese periodo. Del destino del dinero poco sabía el inversor: tal vez fuera para hipotecas, quizás para financiar proyectos o tal vez para aumentar el crédito de empresas poco concienciadas con el Medio Ambiente o con la economía local… Internet permite el acceso a información, los inversores pueden conocer sobre inversiones y, navegando por la red encuentran que no siempre el destino de sus ahorros es acorde a sus principios o a sus convicciones.

La red ha hecho posible que desde proyectos de empresas jóvenes, pasando por localidades o regiones sin recursos y que quieren una escuela, y hasta particulares que quieren, por ejemplo cambiar su cocina, puedan publicar sus objetivos en internet e incluso publicar sus dificultades para acceder a formas de financiación tradicionales.

Inversores bien informados y conscientes de que su dinero puede mejorar la sociedad o, al menos, contribuir en algo que creen; particulares con necesidades financieras y con dificultades para acceder al crédito tradicional. De estas funciones y hasta que a alguien se le ocurriera el crowdlending era solo cuestión de tiempo.

Crowdlending, financiación entre particulares

Entonces, ¿Cómo funciona el crowlending? La respuesta es sencilla, un particular quiere “hacer trabajar” una cierta cantidad de dinero, pero, en lugar de optar por los productos tradicionales, que son los que oferta el asesor financiero de confianza, decide prestar su dinero a un particular o a una empresa de forma directa, o casi. Con esta forma los intermediadores se reducen y, por lo tanto, el beneficio para las partes es mayor, el prestador tendrá unos beneficios mayores y el benefiriario soportará un TAE más asequible

Como ya se ha indicado es una forma “casi” directa de crédito entre dos particulares, o entre un particular y una empresa, pero  ¿quién se atreve a prestar dinero a alguien que no conoce o del que sabe más bien poco? Precisamente, para salvar este inconveniente que, podría poner el riesgo la amortización del crédito, en Internet se pueden encontrar plataformas que son las que ponen en contacto al inversor con el destinatario del crédito, plataformas de crowdlending que, además, ofrecen ciertas ventajas de pedir un crédito crowdlending.

¿Y cuáles son estas ventajas del crowdlending para el acreedor ?

1 ) Para ambas partes, la cuestión “económica” es la principal ventaja, el dinero pasa de manos del financiador al financiado de una forma más directa ( sin intermediarios ) , de forma que el primero obtiene mayor rentabilidad TAE, acorde al precio real del dinero.

2 ) El inversor puede decidir si apostar todo su dinero a una carta o si diversificar su inversión contribuyendo a varios proyectos, de esta forma, se arriesga menos.

3 ) las plataformas de crowdlending incluyen varias cláusulas que protegen al inversor y a su dinero, lo que incluye la cobertura jurídica en el caso de que llegar a tener que reclamar la deuda mediante procesos moritorios , por ejemplo. Además, junto con la descripción de los proyectos a financiar, el inversor encontrará información sobre el beneficiario o sobre la documentación que aporta como prueba de su situación financiera.

¿Y cuáles son estas ventajas para el que busca crédito frente a otras formas de financiación y crédito?

 1) El deudor puede reducir considerablemente el tipo de interés que tendrá que pagar, frente a formas de financiacion tradicional.

2 ) Para el particular con necesidades financieras, la diversificación del crowlending se traduce en que su proyecto puede estar financiado por más de una persona, así el acceso al dinero que se necesita “realmente” es posible, mientras que con una entidad bancaria el dinero que se obtiene dependerá del estudio y la cantidad final no siempre es la esperada.

Aunque el crowlending es una excelente alternativa de crédito,  como en cualquier caso en el que hay una inversión siempre habrá que estudiar las diferentes opciones disponibles antes de elegir una plataforma a fin de evitar los riesgos que una mala inversión.

Créditos personales: Cómo solicitar créditos baratos

Solicitar créditos personales es una excelente forma de financiación a medida de las necesidades económicas particulares, pero cuando no se sabe cómo solicitar créditos baratos, es frecuente dejarse seducir por aquellos créditos que ofrecen el tipo de interés más bajo por la cantidad de dinero más elevada pensado que se ha encontrado un “chollo” financiero.

En no pocas ocasiones este “chollo” financiero, acaba convirtiéndose en una trampa con demasiadas condiciones y “peros” que se escondían en la letra pequeña del contrato, y de las que el usuario no es consciente hasta que se encuentra con que tiene que hacer un desembolso económico que no se esperaba y que está directamente relacionado con el crédito personal “barato”.

Para quien busca un crédito personal al mejor precio, es importante contar con información completa sobre tipos de interés y comisiones, en definitiva, acerca de cómo solicitar créditos baratos y que ofrezcan las mejores condiciones.

Consejos útiles sobre cómo solicitar créditos baratos

Determinar cuál es el importe que se necesita

Antes de lanzarse a la ardua tarea de encontrar el crédito personal más económico y el que mejores condiciones presenta, quizás sea interesante determinar qué tipo de crédito se está buscando y cuál es el importe que realmente se necesita.

Sí, es verdad que hay créditos que ofrecen un importe muy elevado, pero, ¿Cuánto dinero se necesita realmente para el objetivo marcado? Todos los productos de créditos fijan un mínimo y un máximo según unas condiciones, habrá que fijarse en los créditos que incluyan en su horquilla de financiación una que se ajuste a las propias exigencias.

El importe del crédito deberá ser realista. Tan perjudicial para las propias finanzas puede ser solicitar un importe mayor del necesario, como solicitar un crédito por un importe menor. En el primer caso, se estarían pagando intereses por un dinero del que quizás no se dispondrá; en el segundo, puede que en un futuro sea necesario ampliar el importe del crédito, y será ahí cuando las comisiones aumenten o, en el peor de los casos, se producirán retrasos en las amortizaciones que derivarán en penalizaciones que aumentarán considerablemente el gasto.

Valorar varias opciones

Saber cómo solicitar créditos baratos es sencillo cuando se tiene un asesor financiero de confianza es sencillo: se solicita una asesoría y se obtiene un resultado con unas condiciones personalizadas. Pero ¿cómo saber que la opción ofrecida es la más barata y/o la más ventajosa? Imposible si no se analizan alternativas de créditos personales.

Antes de firmar un contrato de un crédito personal es necesario informarse sobre las alternativas disponibles en el mercado, sobre los tipos medios de interés y sobre las condiciones generales de estos contratos para determinar qué créditos son los más ventajosos.

Las condiciones de los créditos personales

El T.A.E. es el aspecto más atractivo de cualquier crédito, y el primero que valoran quienes no saben cómo solicitar créditos batatos, después de todo es el que las entidades de financiación utilizan como reclamo para sus posibles clientes. Pero ¿quién ha dicho es la única forma en la que las empresas rentabilizan sus créditos?

Al pago de un interés por el préstamo de dinero en unas determinadas condiciones, y según la cantidad, van asociadas otras condiciones de los créditos personales como pueden ser la domiciliación de nómina, la domiciliación de recibos, la apertura de un seguro o la contratación de determinados servicios, como un plan de pensiones que, además, están blindados durante periodos de tiempo que, en muchas ocasiones, superan al tiempo de vencimiento del crédito y que, en caso de incumplimiento, supondrán un gasto extra para quien solicita el crédito.

Las condiciones de los créditos personales podrían determinar si un crédito es barato o no, y no solo por las posibles penalizaciones con la entidad con la que se firme el contrato, sino también por los gastos que podrían ocasionar contratos anteriores con otras entidades, por ejemplo, en el caso de domiciliación de nómina por crédito, la entidad en la que se tenía hasta la fecha podría reclamar el pago de la parte restante del contrato de permanencia de nómina en el caso de que este no hubiera concluido; o en caso de cambio de plan de pensiones, además, se podrían perder beneficios en forma de rentabilidad.

¡Atención a los gastos añadidos!

Si hasta aquí las condiciones del crédito personal que se quiere contratar son satisfactorias y realmente parece que estamos ante un crédito que resulta “barato”, aún hay que valorar un aspecto final: los gastos añadidos. Solicitar y contratar un crédito personal no es gratis, para hacerlo hay que realizar un estudio de apertura y hay que pagar gastos notariales y gastos de registro en ficheros, algunas entidades financieras se hacen cargo de estos gastos, pero no todas ellas asumen estos costes extra y, si no se presta atención a las condiciones, puede que el crédito barato no lo sea tanto cuando aparezcan reflejados en la cuenta gasto de apertura o gastos de registros notariales.

Teniendo en cuenta estos aspectos es posible determinar cómo solicitar créditos baratos, sin llevarse sorpresas en forma de cargos extra después de contratar el crédito personal elegido.