El proceso de reunificación de deudas ( créditos o préstamos ) consiste básicamente en la negociación y firma de un nuevo crédito unificado que englobe a los anteriores pagos pero una única cuota más baja , liberando así a la renta familiar de parte del pago mensual y por tanto permitiéndole vivir de forma más holgada.

La reunificación de deudas debe permitir una reducción sustancial del importe mensual destinado al pago de deuda para se salga rentable, ya que en contrapartida se alarga el periodo de amortización y por tanto se aumenta el periodo para la devolución del crédito o préstamo unificador.

¿ Cómo reunificar nuestra deudas?

Existen varias maneras de realizarlo pero siempre deberá seguir estas recomendaciones:

1 ) Analice su caso

¿Cuantos créditos ha solicitado? ¿Cuantas cuotas le quedan por pagar y cual es la suma total del importe a pagar por cada crédito? ¿ Dispone de hipoteca? .

Una vez sume todas la cuotas de préstamos, créditos o gastos a crédito que normalmente abona en diferido a través de su tarjeta de crédito, compare esta cantidad con su renta neta mensual, es decir con todos los ingresos que recibe regularmente o que espera poder recibir si trabaja por cuenta propia, esa será la cantidad disponible para el pago de la deuda para hacer frente a sus gastos.

De la cantidad restante , ¿ Le permite el pago de sus gastos corrientes ( agua , luz .. )?.

2 ) Haga su solicitud.

Si la parte porcentual de su renta mensual que debería destinar al pago de sus deudas piensa que debería ser menor, aporte la información requerida para el estudio de la probabilidad de reunificación de sus deudas. Aquí debe incluir todos sus créditos , prestamos e hipotecas, también la cantidad abonada mensualmente mediante tarjetas de créditos.

3 ) Espera a la resolución sobre la viabilidad de su caso.

Dependiendo su perfil y la aportación aportada la entidad bancaria o de crédito le realizará una propuesta sobre la posibilidad de reunificar su deuda.

También la solicitarán cualquier información adicional sobre su vivienda , patrimonio así com la información de sus ingresos regulares , para cual le solicitarán información sobre su trabajo actual y sobre tipo de contrato o fórmula laboral.

4 ) Valore si le compensa aumentar la vida de la deuda.

Considere los beneficios que podría aportarte el ahorro de la parte de su renta destinada al pago de la deuda, por ejemplo, los beneficios que podrían generar en su familia la mejora en la educación de sus hijos o en su propia formación académica.

Considere igualmente en base a su edad si su nivel de renta podría reducirse en un futuro próximo si la edad de jubilación se encuentra cercana.

Valore todos estos condicionantes y solo en el caso de que las perspectivas sean positivas considere la posibilidad de contratar un servicio de refinanciación de deuda, y para hacerlo contacte con servicios especializados y con profesionales expertos en reunificación de créditos y préstamos bancarios.